• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 24 No. 724    

Llegaron las vacunas

Azalea Lizárraga / [email protected]




Nota publicada: 2021-01-06

Sin duda alguna, el 2020 fue un año terrible para la humanidad desde el punto de vista de la salud y las implicaciones socio-económicas que trajo consigo la pandemia de Covid19. Millones de familias se duelen hoy por la muerte de un ser querido -1.8 millones de vidas a nivel global- y otras tantas sufren los efectos colaterales de la misma.

México ha vivido lo suyo por la falta de visión y compromiso de sus gobernantes para atender las necesidades del sector salud, pero también por el valemadrismo que nos caracteriza a amplios sectores de la población que tal parece vivimos en mundos paralelos en los que, como decía José Alfredo Jiménez: “la vida no vale nada” y el cuidado del prójimo tampoco importa.

 Cifras oficiales del gobierno federal a la fecha dan cuenta de ello: casi un millón y medio de contagios con 128,822 fallecimientos.  Apenas se están reportando las consecuencias de los festejos decembrinos; tan solo el día previo a la celebración de Reyes Magos tuvimos 11,271 casos reportados y 1,065 defunciones.  Ni así nos hincamos.

Los epidemiólogos afirman que la prueba PCR, que dicho sea de paso se realiza selectivamente entre la población, da cuenta del 42% de positividad entre los mexicanos.  Súmele usted quienes no tienen acceso a un sistema de salud. Se baja el cero y no toca.

A nivel estatal esta problemática sanitaria se ha enfrentado con una perspectiva más amplia y preventiva, pese a los jalones y estirones de diversos sectores que resienten los efectos colaterales.  Así tenemos que, particularmente los hermosillenses, seguimos sin atender adecuadamente las precauciones sanitarias mínimas establecidas, como el uso de cubreboca o la sana distancia.  Muestra de ello es que Sonora se tienen cifras a la fecha de 4,114 defunciones y 51,695 contagios confirmados, más los que usted y yo sabemos que ni diagnosticados fueron.

Con este panorama inició el proceso de vacunación en todos aquellos países que lograron hacer convenios con las farmacéuticas productoras de las vacunas. Aunque no lo crea, nuestro país se puso el huarache e hizo lo propio, no solo con Pfizer (que reporta 95% de eficiencia contra las infecciones por Covid19) sino también con los rusos y chinos. Cuál vacuna nos toque y cuándo nos toque vacunarnos dependerá de a qué grupo prioritario pertenecemos.

La empresa Bloomberg, creada originalmente para ofrecer servicios financieros internacionales, pero que hoy también brinda datos y noticias en tiempo real sobre la pandemia, presenta un rastreador de vacunas Covid19 que afirma que a la fecha se han suministrado 15.6 millones de vacunas, de los 8,250 millones de dosis contratadas –considerando solo 7 de las vacunas disponibles hoy- para distribuirse globalmente entre aquellos países que realizaron acuerdos de adquisición previos. Obviamente, los países más ricos o más atentos a las necesidades de su población, acaparan la producción de las mismas, ya que pueden garantizar el almacenamiento y distribución adecuados.

Ciertamente ha sido un esfuerzo titánico de producción de las vacunas que pudo realizarse en tiempo record debido al financiamiento de países ricos como el Reino Unido, Estados Unidos y Canadá que, contra viento y marea, ayudaron a subsidiar el desarrollo y la fabricación de cuando menos 6 las nuevas vacunas; sin dejar de lado, las otras vacunas producidas por China y Rusia que hicieron también lo propio. Noticias esperanzadoras para poder salir avante ante esta calamidad mundial.

En Sonora, por ejemplo, la Secretaría de Salud ha establecido 5 etapas en la estrategia de vacunación estatal, que imaginamos irá variando dependiendo del suministro de vacunas por parte del gobierno federal y del permiso especial que se otorgue al estado para comprar vacunas adicionales y brindar mayor cobertura en el corto plazo.

En la etapa 1, el personal de salud de primera línea de control ya está recibiendo la vacuna y continuará hasta febrero. En la etapa 2, de febrero a abril, se extiende a todo el personal de salud y adultos mayores de 60 años y más. La etapa 3, de abril a mayo, le toca a los cincuentones; la 4, de mayo a junio, a los de 40 a 49 años y, finalmente, en la etapa 5, se estará vacunando al resto de la población desde junio y hasta el primer cuatrimestre del 2022.

Como para los menores de edad no se han realizados a cabalidad los ensayos clínicos conducentes, no se prevé su vacunación sino hasta finales de este año o principios del 2022, cuando existan resultados que demuestren su seguridad y eficacia. Así que preparémos para seguir con la escolaridad en línea por algún tiempo más.

Mucho camino por recorrer y, por supuesto, muchas variables por enfrentar que, seguramente, modificarán estos esquemas de vacunación, pero que todos esperamos sean a favor de la población, porque con esto de las redes sociales, la corrupción -como el olor de la guayaba- es difícil de ocultar.



Más información en esta sección ..

Opiniones