• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 24 No. 724    

Todo pinta al dinero digital… 

Azalea Lizárraga / azaleal@prodigy.net.mx




Nota publicada: 2019-10-03

Datos publicados por INEGI nos dicen que el número de hogares que contaba con internet rebasaba los 15.7 millones, lo que equivale al 47% del total nacional; 81 millones de personas en México tenían acceso a un teléfono celular y de estos, el 74.8% era un teléfono inteligente o smartphone, lo que indica que al menos tres de cada cuatro usuarios contaba con un dispositivo de este tipo; que 15.9% usaba internet para comprar productos en lìnea y 9.9% para realizar operaciones bancarias.

 

También sabemos que aunque los inicios de la telefonía móvil se remontan a 1977,  fue hasta principios de los 90 que el uso de celulares se popularizó de tal forma que el servicio de telefonía móvil es actualmente uno de los mercados de servicios más lucrativo y competido para ofrecer una conectividad constante y permanente al usuario.

 

Personas de todas las edades y niveles socioeconómicos están conectadas la mayor parte del día a través de sus móviles, ya sea para consultar sus redes sociales, hacer compras en línea, o utilizar la banca digital.

 

La banca mexicana reporta que más de 37 millones de mexicanos utilizan ya la banca móvil y que 30 millones cuentan con algún tipo de tarjeta o cuenta bancaria.

 

En este sentido, se había tardado el Banco de México (Banxico) y la banca mexicana en lo general, en lanzar una plataforma de Cobro Digital (CoDi) que permitiera realizar transacciones en la modalidad de cobros y pagos digitales, utilizando para ello una App que el usuario instalará en un teléfono inteligente y, de esa forma, realizar pagos electrónicos en cuestión de segundos.

 

Y como no hay plazo que no se cumpla, este pasado 30 de septiembre se hizo el lanzamiento oficial de CoDi a nivel nacional, una plataforma que, al menos así lo esperan el gobierno y la banca, ayudará a reducir el uso de dinero en efectivo y tarjetas.  No sé usted, pero yo tengo mis serias dudas al respecto, por obvias razones.

 

Con esta nueva modalidad que estará disponible los 365 días del año y las 24 horas del día, todo aquel que cuente con un teléfono inteligente y una cuenta bancaria, podrá realizar pagos electrónicos en cuestión de segundos, con estándares de seguridad que garanticen la protección de los recuros financieros de los usuarios.

 

A los comercios les beneficiará porque la liquidación de los montos a pagar se realizará en tiempo real en sus cuentas bancarias, sin costos extra (como sucede con el uso de las tarjetas), sin los problema de inseguridad que representa el manejo de efectivo en el negocio, ni  tiempos de espera para ver reflejado el dinero de la venta en sus cuentas bancarias. 

 

Por lo pronto, la plataforma arranca con un monto máximo por transacción de 8 mil pesos, aunque se espera aumentarlo conforme el CoDi se generalice.

 

Desconozco cómo Banxico realiza sus proyecciones, pero se estima que para fines de 2019 habrá cuando menos 1,389 usuarios registrados realizando 1,886 transacciones mediante la plataforma de CoDi; y que para el 2020, el número de personas se incremente a 18,121, mismas que se espera efectúen alrededor de 27,934 operaciones con esta tecnología.

 

Si es por curiosidad, ya cuentan conmigo; desde antier bajé la aplicación y, aunque ya he intentado pagar con CoDi en cinco establecimientos, no he podido estrenarla. Imagino que será una transición similar a cuando abandonamos el efectivo por los cheques, o estos por las transacciones bancarias o las tarjetas.

 

De lo que sí estoy seguro es que de implementarse esta tecnología en la forma que espera Banxico,  el SAT tendrá una mejor visión y control de nuestras finanzas personales y, por ende, se esperaría una mayor recaudación tributaria. No hay de otra.

 

Se supone que CoDi funciona a través del uso de códigos QR que se dice podrán ser estáticos o variables. Quienes tengamos la aplicación que estará ligada a nuestra banca electrónica, podremos escanear los códigos de los productos y/o servicios para concretar el pago, mismo que será comprobado por el comerciante, a través de un clic en la App.

El primer problema estriba en cuántos comercios están listos para esta plataforma que requiere que los establecimientos posean una lista de códigos de sus productos y/o servicos para que el cliente los escanee y pague.

Y aunque Citibanamex publicite, por ejemplo, que ya está listo para que paguemos hasta la compra de golosinas con su CoDI, hasta hoy no visualizo opción alguna en la App, ni he recibido ningún mensaje para que realice alguna actualización.

Tampoco se emocione de más, seguiremos dependiendo  de que el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) no sufra de ningua falla porque de ser así, adiós golosina.

Y como decía el yaqui Cajeme: Antes como antes… y ahora como ahora… Estamos en el camino de la desaparición del dinero tradicional y la aparición de nuevas formas de intercambio de valor.  Y si de dinero digital se trata, no pierda de vista las criptomonedas, también están ya en el radar del SAT, pero son más atractivas.



Más información en esta sección ..

Opiniones