• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 24 No. 724    

De búhos y gacelas sonorenses...

Azalea Lizárraga / azaleal@prodigy.net.mx




Nota publicada: 2018-09-30

Sonora es ejemplo en el contexto educativo nacional al incursionar en el modelo de educación dual que tan exitosamente está operando en países europeos de vanguardia, como Alemania, sobre todo en el ámbito de las ciencias y la tecnología.

Nadie puede dudar de las bondades de una educación en la que lo teórico es responsabilidad de las universidades e institutos tecnológicos y la práctica profesional se realiza en el seno de las empresas que corresponden al sector laboral de los futuros profesionistas.

Formación ad hoc e inserción laboral garantizados.  Un binomio de ganar-ganar.

Este modelo educativo que la gobernadora Claudia Pavlovich se comprometió a impulsar en nuestro estado, tuvo eco en la Universidad Tecnológica de Sonora, con sede en Cajeme, convirtiéndose en pionera al realizar convenio de colaboración con empresa del sector aeronáutico para implementar juntos la licenciatura en Manufactura Aeronáutica con especialidad en maquinados y precisión. 

 

Este hecho, posterior al Foro de Consulta Educativa organizado por la Universidad de Sonora este pasado sábado en Sonora, por designación de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior, ANUIES, y en colaboración con el equipo de transición en materia educativa del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, cobra especial importancia por los comentarios hechos de quién será el futuro titular de la SEP, Estéban Moctezuma Barragán,respecto a la calidad de la educación que se imparte en Sonora pero que, según su óptica, aún requiere de una mayor coordinación no solo entre los diversos sistemas de bachilleratos e instituciones de educación superior del estado, sino de vinculaciones efectivas y productivas con los sectores socio-económicos del estado o región.

Tampoco es para rasgarse vestiduras, es una realidad del sistema educativo nacional. Claro está que debemos trabajar en mejorarlo.

 

Nadie objeta que Sonora requiere mayor inversión educativa, pero ésta no debe realizarse sin considerar los contextos en los que debe darse; los qué, cómo y dónde para que los resultados permitan una educación de calidad que verdaderamente responda a las realidades y vocaciones regionales. No cuidar estos aspectos solo garantiza una educación marca “patito” que  es prácticamente sinónimo de fracaso profesional y hasta personal.

 

Si algo se llevó en la mente Estéban Moctezuma es que en Sonora los maestros tiene un genuino interés de mejorar el sistema educativo, solo requieren ser tomados en cuenta y retribuidos satisfactoriamente. Aquí sí valoramos el hecho de que en el saber de nuestros hijos está la grandeza del estado.

 

Y los búhos universitarios amanecimos con una sonrisa de oreja a oreja al enterarnos de que según los parámetros de la publicación británica, Times Higher Education (THE), respecto de las mejores instituciones de educación superior, México tiene ya 17 universidades  en el ranking de las mejores del mundo, y la Universidad de Sonora se encuentra entre este selecto grupo en el que la UNAM, obvio, encabeza el liderazgo.  

 

Si consideramos que somos de las universidades jóvenes de provincia, con tan solo 76 años de fundada, es la mejor carta de presentación que los búhos tenemos para decirle a los sonorenses: estamos entre las mejores del país y nos hemos ganado a pulso afirmar que orgullosamente seguimos siendo la Máxima casa de estudios de Sonora. No hay mejor manera de celebrar este 76 aniversario.

 

 

 

No la descarte

Si alguien tiene cierta seguridad de que su nombre estará en las boletas electorales del 2021 en la contienda por la gubernatura de Sonora, esa es Ana Gabriela GuevaraEspinoza.

 

La diputada federal por el distrito 2, Comisionada políticaestatal del Partido del Trabajo y futura titular de la Comisión Nacional del Deporte, Conade, recibió todo el respaldo del coordinador nacional del PT, Jorge Anaya,situación que ella agradeció con una expresión muy singular: “Me gusta que me digan que no puedo, porque me gusta chingarme a esos que me dicen que no puedo”.Una frase que pareciera ser refleja la historia de su vida.

 

Un ambiente festivo con un aire muy al estilo de los antiguos cánones de la política, con gente humilde y jóvenes deportistas, pero éstos genuinamente entusiasmados con la presencia de la ex medallista olímpica a quien sienten como “una de ellos”. Una mujer que escaló peldaños en la política, de inicio, por sus glorias deportivas, que ha ido madurando y tiene ahora ante si la posibilidad real de aspirar al mas alto cargo y responsabilidad política en Sonora.

 

No olvidemos que el ejercicio del poder desgasta al más pintado. Hoy existen todavía muchos tiradores, pero ésta es una carrera de resistencia en la que hay que cultivar el cariño popular, pero sin demagogias ni espejitos.  Los desplantes, la arrogancia y prepotencia que distingue todavía a algunos políticos, se especula que no tendráncabida en el ámbito político de la cuarta transformación.  Ver para creer, decía mi madre.

 

Por lo pronto, Ana Gabriela ya dijo que ella va. Y llegará si mantiene el paso y no pierde el piso ni el rumbo. 

 

La pasada contienda electoral dejó lecciones muy valiosas a los políticos. Quien las haya entendido a plenitud tiene ante sí un amplio camino que, de seguro, lo conducirá al éxito.



Más información en esta sección ..

Opiniones