• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 24 No. 724    

Errores que no sabes que estás cometiendo

REDSUR / termomx@gmail.com




Nota publicada: 2018-09-21

Ciudad de México, 21 de septiembre de 2018.- ¿Qué preferirías, estar corriendo 24/7 o ser un esclavo de 9 a 6? Un emprendedor siempre va a preferir lo primero. Pero andar como locos todo el tiempo no siempre significa que estemos trabajando de manera inteligente. De hecho, muchos emprendedores suelen cometer ese error. De hecho, cometen muchísimos errores sin siquiera darse cuenta. ¿Estás cometiendo alguno? ¡Averígualo!


Error #1: Resolver problemas que no existen

Resolver el problema incorrecto puede descarrilar cualquier negocio sin importar qué tan inteligentes sean sus fundadores. Es como el sombrero para televisiones de la caricatura, ¿resuelve un problema? Puede ser. ¿La gente lo va a comprar? Jamás.


Muchos fundadores empiezan con una “idea”, pero mejor deberían empezar con un problema real. Resolviendo eso podría crear un modelo de negocios sustentable.


Error #2: Crecer demasiado rápido

Si tu startup tiene éxito al inicio, es normal querer que siga creciendo, incluso puede que quieras mudarte a una tienda más grande, contratar más gente, invertir más en marketing, etc. Pero hay una gran diferencia entre escalar rápido y escalar de manera inteligente.


Crecer precipitadamente puede hacer que no tengas la capacidad de cumplir con las demandas de tus clientes porque te enfrentarás a gastos que no puedas pagar. Un reporte demostró que el crecimiento precipitado causa el fracaso de 74 por ciento de las startups. No intentes forzar el crecimiento. Mejor, fortalece las bases de tu compañía para que puedas crecer de manera inteligente en el futuro.


Error #3: Escatimar en marketing

Aunque algunos emprendedores cometen el error de querer crecer demasiado rápido, otros creen que el crecimiento se dará de forma natural. Asumen que los clientes van a descubrir su negocio por sí mismos. En realidad, siempre necesitamos del marketing. Incluso la mejor idea de producto va fracasar sin el marketing adecuado que la promocione.


El marketing es la forma en la que te diferencias de tu competencia. Investiga para encontrar la mejor forma de hablarle a tu audiencia y usa diferentes métodos de marketing como SEO y content marketing. Y aunque no debes invertir todo lo que tienes, tampoco te puedes dar el lujo de no invertir en esto.


Error #4: Tratar a tus empleados como si trabajaran en una compañía grande

No puedes solo contratar a la gente correcta, también tienes que tratarlos bien. Tienes que hacerlo para que quieran quedarse a largo plazo. Hay estudios que han demostrado que la rotación de personal le puede costar a la empresa hasta dos veces lo que le paga al empleado en cuestión.


Una alta rotación de personal es un gran riesgo para las compañías. Para evitarlo tienes que darle a tus empleados oportunidades de crecer, de ser líderes y de tener un impacto.


Error #5: Tener una presentación en lugar de un prototipo

A las palabras se las lleva el viento. Muchos emprendedores se enfocan en hacer grandes presentaciones de Powerpoint y planes de negocios que no suelen dar resultados. Tener un demo o un prototipo es mucho más poderoso, y no tiene que ser perfecto, solo tiene que ser lo suficientemente bueno para que los inversionistas y los clientes puedan entender lo que estás proponiendo.


“Una gran idea es una cosa, pero hacerla realidad es otra” dice John Rampton, inversionista. “Personalmente necesito ver algún tipo de prototipo que funcione.” Los emprendedores deben demostrar que la gente va a querer pagar por su idea, y no sólo asentir cuando escuchen sobre ella.


Error #6: Ser demasiado tacaño

Muchos emprendedores queman la mecha por ambos lados: trabajan demasiado y son demasiado exigentes consigo mismos. No tienes que estar contando los centavos todo el tiempo. En ocasiones puede haber beneficios inesperados de pagar una mejor silla, o un software mejor o de darte a ti o a tu equipo un día libre.


Error #7: Tomar un “no” por respuesta

Los grandes emprendedores saben que un “no” realmente significa “aún no”, y se atreven a romper paredes cuando los demás se sienten bloqueados. Y aunque los malos emprendedores pueden tomar un “no” como señal de que es momento de tirar la toalla, los grandes emprendedores reconocen el valor de un “no” como retroalimentación.


Obtener un “no” de un inversionista no significa que jamás te van a financiar, por el contrario, es una señal de que necesitas reconsiderar tu propuesta de valor. De manera similar, obtener un “no” de un cliente significa que tienes que diferenciar aún más tu producto. Usar esta retroalimentación para refinar y mejorar tu producto o servicio te ayudará a construir tu camino hacia el éxito.


Error #8: Tratar a tu plan de negocios como si fuera el Santo Grial

Si tu plan de negocios fuera un libro estaría en la sección de ficción realista. ¿Podría hacerse realidad? Claro. ¿Pero pasará tal cual lo tienes planeado? Lo más probable es que no. Los peores emprendedores usan su plan de negocios como un mapa paso a paso hacia el éxito, pero los grandes emprendedores saben que estos planes sólo son vías de protección. Y puede que provean información para tomar decisiones a futuro, pero no deben dictar el futuro.


Necesitas aprender a ser flexible con tus planes de negocio. Las cosas no siempre van a salir como las planeaste. Tal como dijimos anteriormente, puede que te rechace algún inversionista o cliente. Las nuevas tecnologías pueden cambiar tu industria.


Compañías como Blockbuster o Kodak son obsoletas porque no estuvieron dispuestas a cambiar. No cometas los mismos errores que ellos hicieron. Tira tu orgullo por la ventana y conviértete en un aprendiz constante para que puedas adaptarte cuando sea necesario.


Evitar estos errores no siempre es fácil. Puede que una mala idea te parezca buena y te emociones, puede que necesites cambiar ciertos hábitos. Pero los errores no te definen, sino que puedes aprender de ellos. Y lo más importante, puedes identificar en qué te equivocaste para evitar cometer esos mismos errores en el futuro. Mientras aprendes a moverte deprisa de manera inteligente, tu arduo trabajo va a dar frutos y podrás lograr tus sueños de emprendedor.


Mantén tu cabeza en alto. Sigue forjando tu futuro. Tú puedes.


Más información en esta sección ..

Opiniones