• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 24 No. 724    

Con escala en el Etchoropo


Nota publicada: 2007-06-22

La comunidad del Etchoropo se encuentra localizada en el municipio de Huatabampo, a diez kilómetros de distancia y al suroeste de la cabecera municipal del  mismo nombre y en el extremo sur del estado de Sonora, siendo considerada el área de mayor población del municipio, ya que en el último censo realizado en la comunidad, se estimó una población de 6 mil 720 habitantes.
Fue fundado en el año de 1850 por grupos de indígenas mayos que fueron desplazados del centro del estado por los yaquis mediante las disputas de terrenos fértiles,  instalándose así los mayos (yoremes) en los márgenes del rió que lleva su nombre, surgiendo de esa manera la cantidad de pueblos mayos que hoy existen.
El significado  de la palabra Etchoropo, que pertenece al dialecto mayo, significa: «una planta de hecho en una loma». Debido a las necesidades salubres de la región, en el año de 1957 surgió en el Etchoropo el centro de salud dependiente de la Secretaría de Salud y Asistencia y, posteriormente, en el año de 1979, surge la Unidad Médica Rural y, finalmente, en el año de 1986, el gobierno del estado decide la fusión de ambos formándose lo que se llamó Servicios  Médicos de Sonora, comandados actualmente  por la Secretaría de Salud de Sonora, con cabecera en la jurisdicción sanitaria No. V en Navojoa.
La disposición y el destino de la basura, tanto en esta comunidad como en cualquier lugar, es sin lugar a dudas, un factor determinante para el desarrollo de enfermedades. Hasta la fecha no se cuenta con un sistema  comunitario de recolección de basura y el método más utilizado en los hogares es la quema de ésta, incrementando así el porcentaje de la morbilidad en la comunidad del Etchoropo, la cual está encabezada por  enfermedades respiratorias que se presentan en 64 de cada 100 habitantes en cualquier estación del año.
El mecanismo de eliminación de excretas humanas es la letrina en un 75% de la población; sin embargo, el índice de fecalismo al aire  libre es de 3%, el cual se encuentra en disminución  por las campañas de uso de letrinas,  práctica que conlleva al desarrollo de enfermedades como la hepatitis A, amebiasis, parasitosis intestinal, dermatitis diversas, entre otras; como la segunda enfermedad (o síntomas) más frecuentes que se presentan en esta comunidad están los problemas diarreicos, principalmente en la época de verano.
Se otorgan un promedio de 8 mil 737 consultas en el año, las cuales comprenden desde las ya mencionadas enfermedades respiratorias y diarreicas, hasta enfermedades más complejas como neurofibromatosis, diversos tipos de cáncer, así como la ya ampliamente conocida enfermedad transmitida por el mosquito Aedes aegypti: el dengue. Así pues, al estarse duplicando este problema, año con año  se vienen impartiendo lecciones en materia de salud, para beneficio y bienestar de la población.
El cáncer cérvico-uterino es la principal causa de muerte de mujeres en nuestro país y la segunda en nuestro estado; sin embargo la taza de mortalidad por esta enfermedad es muy baja en esta comunidad ya que la práctica del Papanicolau en las mujeres con vida sexual activa se encuentra en capañas de manera permanente.
Sin embargo, el cáncer de mama ocupa la segunda causa de muerte de mujeres a nivel nacional y la primera causa de muerte en nuestro estado. Se estima que la mujeres tienen una probabilidad de 1:8 de desarrollar cáncer de mama en alguna etapa de su vida; a pesar de que la edad promedio de presentación es de 60 años, se han estado presentando casos en mujeres menores de 30 años y esta tendencia va en aumento, por lo que ha sido preocupante su alza y su detección ha sido de gran importancia en la práctica médica, así como la autoexploración y el conocimiento de nuestra casa permanente, el cuerpo.
Aproximadamente el 70% de las personas que padecen enfermedades crónico-degenerativas, tales como hipertensión arterial y diabetes mellitus, está conciente de su diagnóstico, pero de éstas, sólo el 50% lleva tratamiento y el 25% se encuentra bajo control, por lo que  las tasas de mortalidad por enfermedad vascular cerebral y coronarias aumentan por el mal apego al tratamiento o el diagnóstico tardío del padecimiento; así pues el paradigma que provoca esta enfermedad hacehonor a su ya conocida leyenda que la autonombró «la muerte silenciosa».
La ardua labor de los comités de salud en esta comunidad, presididos por la Sra. Cenovia Galaviz (mejor conocida como «la Sra. Nona»), se preocupan por la población y la salud de la misma,  estando al pendiente de los médicos pasantes que año con año llegan a la comunidad a establecer su bandera con el símbolo de la salud en medio ( sin importar los colores), y de las enfermeras que viendo pasar generación tras generación, mantienen un estándar en la calidad de la salud; tanto Imelda (mejor conocida como: «la chita») como Paula, recorren año con año la comunidad para la aplicación de vacunas o bien, atender en la unidad o en visitas domiciliarias a sus coterráneos. 
Así pues, los médicos que generación tras generación ven crecer, desarrollarse y mejorar los diferentes servicios médicos, tratan de dejar su huella en la comunidad, siendo recordados de diversa forma por la población que les fue encomendada durante el año del servicio social. 


más información