• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 20 No. 690    

Hasta Querétaro con los bitcoins

Azalea Lizárraga / azaleal@prodigy.net.mx




Nota publicada: 2017-08-25


No sé usted, pero cada vez que viajo y disfruto del clima o atracciones turísticas de otras ciudades del país o del extranjero, cuando regreso a mi casa y entorno, revitalizada por el descanso y los días disfrutados, me doy cuenta que amo a Hermosillo y que, a pesar de sus baches, inseguridad y calores infernales, me sería difícil tan solo pensar en vivir en otra ciudad.

Anduvimos el pasado fin de semana por la histórica ciudad de Santiago de Querétaro, cuna de la Independencia y Patrimonio de la Humanidad. Una ciudad que, de entrada, se percibe tranquila y muy limpia.

De hecho, y sin el ánimo de darle ideas a nuestro alcalde, El Maloro, nos enteramos que hasta multan a la gente si no barre los frentes de su casa; que, al menos en el primer cuadro de la ciudad, durante la noche se realiza una limpieza profunda con pipas y durante el día puede usted ver empleados, escoba artesanal en mano, barriendo parques y banquetas, escena típica de las películas de Cantinflas de mediados del siglo pasado. 

Presumen los queretanos que el ayuntamiento está muy coordinado con la ciudadanía, que allí los impuestos están muy controlados y sí se ven reflejados en la ciudad, sin distingos de partidos políticos, lo que ya es mucho decir.

Una ciudad con calles adoquinadas en lo que es el centro histórico; muchas iglesias, conventos convertidos en museos, y casas coloniales que le dan ese aire provinciano y tranquilo que tanto apela al turismo nacional e internacional; pero también cuenta con modernos y funcionales bulevares que conducen al Querétaro del siglo XXI, moderno y funcional.

Provincia que se moderniza a pasos agigantados y que en los últimos 20 años presenta su mayor crecimiento económico y demográfico; con una moderna autopista de concreto que va hasta San Juan del Río y que, según cuentan, se construyó tinta en sangre.

Con un gran potencial por los bancos de cantera que le han dado un significativo impulso económico al estado, se percibe ahora como una ciudad con mucha inversión en la construcción y cuidado de jardines y camellones; un significativo incremento en parques industriales, sobre todo relacionados con la industria aeroespacial, muy bien organizados, modernos y con entornos amigables, con el consiguiente desarrollo habitacional que usualmente traen consigo.  

Una moderna capital que no olvida su pasado histórico, ya que cada 15 de septiembre recrean y escenifican la Independencia de México, pues desde tempranas horas de la mañana de ese glorioso día, en el Palacio que en su tiempo fue la casa de La Corregidora, Josefa Ortiz de Domínguez, prenden la antorcha que maratonistas de relevo llevan hasta Dolores Hidalgo, indicando con su llegada la hora para dar el Grito de Dolores, como en su momento lo dio el cura Miguel Hidalgo y Costilla.

Presenta además importantes extensiones con cultivos de alfalfa altamente tecnificados, sobre todo en la zona agrícola que domina la familia de Diego Fernández de Cevallos y que da empleo a muchas familias queretanas. Saque usted sus conclusiones.

Por allí pasamos, cerca del famoso rancho donde se supone secuestraron al Jefe Diego, para acudir a la cita que en club campestre privado San Gil se realizaría para hablar de nuevas formas de inversión, cómo incursionar exitosamente en las tendencias monetarias que hoy en día están revolucionando el mundo financiero y que, permiten a muchos a alcanzar esa anhelada libertad financiera que el trabajo tradicional no les ha permitido.

Allí escuchamos a una joven mercadóloga del Tecnológico de Monterrey hablar del valor de las criptomonedas, de los mitos en torno a su uso y existencia, así como de las diversas formas de hacer negocio con ellas. Información técnica necesaria para sobrepasar el miedo que nos produce cambiar formas de pensar al tratar de incursionar en el mundo cibernético como una forma real y legal para generan nuevas oportunidades que brinden recursos económicos tangibles.

Y déjeme decirle que yo, al menos, no estoy peleada con mejorar mis finanzas personales.

Una oportunidad de crecer no solo en lo económico, sino de conocer nuevos entornos, formas de pensar y relacionarse, lo que, finalmente, nos hacen más placentero el camino a recorrer. Por supuesto que se topa uno también con gente tranza y mal intencionada, pero afortunadamente aprende uno rápido a reconocerlos; de todo hay en la viña del Señor.

¿Que no es para todos? Puede ser, pero cada quien elige donde quiere estar y qué hacer en su vida.

 

 

azaleal@prodigy.net.mx

@Lourdesazalea 



Más información en esta sección ..

Opiniones