• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 20 No. 690    

La educación en la Diabetes Mellitus

Dr. César Alvarez Pacheco / cesar_ap@hotmail.com




Nota publicada: 2017-03-23




La Diabetes Mellitus y sus complicaciones ocupan el segundo lugar entre los principales motivos de demanda de consulta en Medicina Familiar en cualquier sistema de salud pública, y el primero en la consulta de otras especialidades relacionadas. Es una de las causas más frecuentes de ingresos y egresos hospitalarios, además de generar un importante deterioro sobre la calidad de vida y un consecuente deterioro en el ingreso económico individual y familiar, que se ve reflejado en el incremento de días de incapacidad temporal y pensión por invalidez generados por alguna complicación de la enfermedad.


La dieta, la actividad física y el manejo farmacológico, son pilares en el tratamiento de la Diabetes; los dos primeros entrañan una mayor dificultad y complejidad para su abordaje, al involucrar aspectos culturales y afectivos individuales y sociales, los cuales determinan la adopción de estilos de vida nocivos para la salud; es difícil que el paciente adopte medidas saludables como ejercicio físico y llevar a cabo una dieta adecuada, sobre todo con el nivel cultural que existen en regiones como la nuestra. Esta situación ha originado que las Instituciones de Salud, reconozcan la importancia de estos factores sobre la salud y la enfermedad. Así se explica porque en las últimas décadas, la educación para la salud forme parte fundamental de las estrategias de control y prevención de la Diabetes Mellitus. Se espera que a través del proceso educativo, los individuos reflexionen sobre los estilos de vida que han influido sobre su salud, reconozcan de manera temprana los signos y síntomas de la enfermedad así como la aparición de complicaciones. Existen numerosos estudios donde explican como a mayor desconocimiento de la enfermedad surgen complicaciones tempranas de la misma ocasionando un desgaste físico y económico considerable, a pesar de contar con servicio de salud pública. No obstante que las Instituciones de Salud reportan una alta productividad en educación para la salud sobre la Diabetes, esta continúa siendo un problema de salud importante. Persiste un gran desconocimiento de la población sobre la evolución y complicaciones, es evidente que predominan los significados culturales, tal como lo reflejan los múltiples mitos y creencias (en su mayoría erróneos) acerca de la misma. Desafortunadamente la charlatanería ha influido en el manejo y control de la enfermedad, no es raro leer en los periódicos ciertos anuncios que aseguran tener la curación para la diabetes. La única manera de evitar estos abusos es reconociendo el impacto que estas creencias y mitos tienen sobre la salud y recuperar estos aspectos vivenciales dentro de los eventos educativos.


La Organización Mundial de la Salud, señala que un proceso de educación es efectivo, cuando identifica en primer lugar las creencias, mitos y barreras presentes en la población a educar y con base en esta información se establecen los contenidos temáticos. Según Elliot P. Joslin: “El diabético que más sabe, es el que más vive”, por su parte la OMS puntualiza: “La educación es una piedra angular en el tratamiento del diabético y vital para la integración del diabético a la sociedad”. Por ello, es de suma importancia evaluar los métodos de enseñanza que se imparten a las personas diabéticas, e investigar que tan interesado está el paciente en su enfermedad y elaborar un perfil de su esfera psicosocial, pues se sabe que sobre el control del paciente diabético intervienen algunas variables de ésta esfera, que se correlacionan con las fluctuaciones de la glicemia.


En la atención de los pacientes es necesario tomar en cuenta todos los puntos de vista acerca de su realidad. Hay que dirigir la atención hacia sus creencias y prácticas, pues son ellos quienes viven la enfermedad y en pocas ocasiones se les toma en cuenta para buscar alternativas de solución a sus problemas. Ahora que está tan de moda la “medicina basa en evidencia”, se hace cada vez más necesario tener la “evidencia” de los actos y rutinas de condicionan la calidad de vida de las personas y explicar en gran medida el origen de las enfermedades y dar las claves para una intervención más adecuada. 


Dr. César Álvarez Pacheco

cesar_ap@hotmail.com

@cesar_alvarezp

Huatabampo, Sonora.

Más información en esta sección ..

Opiniones