• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 24 No. 724    

A mitad de la gestión…

Azalea Lizárraga / azaleal@prodigy.net.mx




Nota publicada: 2019-03-10

No solo café

Azalea Lizárraga C. 

Ayer me colé de nuevo con el grupo de comunicadores y periodistas Contrapunto10 y tuve oportunidad de compartir su desayuno con la gobernadora Claudia Pavlovich, quien hizo un  espacio en su complicada agenda para compartir puntos de vista sobre su gestión gubernamental, logros, aciertos y desaciertos en los tres años y medio que tiene al frente de la gran responsabilidad que implica conducir a Sonora por caminos que fomenten el bienestar social y el desarrollo económico.

 

Inevitable comentar sobre la reciente visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a   Sonora y que, a pesar de los abucheos hacia la mandataria -consigna o no, es otra historia- , fue favorable para los sonorenses porque, cuando menos, el presidente expresó aquí su acuerdo de respetar el subsidio que la federación otorga a los 72 municipios del estado por el alto consumo de energía eléctrica en los meses por venir. Apoyos que serán una realidad siempre y cuando el presidente logre convencer al titular de Hacienda que firme el convenio federal respectivo con la CFE para el otorgamiento de los apoyos respectivos. Que se diera en automático cada año, ¿sería mucho pedir?

 

Sobre el “encargo” que le hiciera al presidente para atender a las madres trabajadoras que requieren de guarderías para el cuidado de sus hijos, le queda claro que la alternativa no es   sumarse a amparos ni controversias constitucionales porque el recurso se quedaría estático y no llegaría como debe de ser.   Su alternativa es que los legisladores sonorenses presenten una iniciativa en el Congreso de la Unión para que se resuelva no solo el asunto de las estancias infantiles, sino también el destino y aplicación de los recursos del fondo minero y la reinstalación de los maestros destituidos conforme establece la Ley. Es abogada, sabe lo que ello implica.

 

Una mujer que asegura conoce su tierra y su gente, lo que le ha servido para entender sus expresiones y reclamos. Lo importante es entender que si el gobierno no tiene recursos, se deben crear políticas públicas que atraigan la inversión y la generación de empleos bien remunerados, única vía para salir de la pobreza, porque no se puede vivir con el asistencialismo gubernamental.

 

Y en este contexto, asegura que pese al mal pronóstico que en materia económica se tiene para el país, los inversionistas extranjeros ven a Sonora como un estado que provee certeza jurídica y seguridad laboral, aunque admite se requiere trabajar en garantizar la necesaria paz social que todos esperamos vuelva a sentirse en todas las regiones del estado. Ante esto, se declara optimista de que pronto se implementarán algunas estrategias con el gobierno federal que atenderán este renglón.

 

Se asume más que obligada a buscar áreas de oportunidad para atraer inversión ya que el presupuesto para obra e infraestructura de este año está sumamente limitado, pese a ello, afirma que se han realizado más de 4,200 obras básicas y prioritarias para los municipios, entre ellos Magdalena, Hermosillo, o la obra carretera de Santa Barbara, Pozo Dulce, La Jaula, Etchoropo y otras comunidades en Huatabampo y Navojoa, así como obras de pavimentación con concreto hidráulico en áreas cercanas al panteón, donde las comunidades étnicas realizan sus festividades religiosas.

 

Pero sobre todo, le ha tocado rehabilitar las grandes obras de otras administraciones y no dejarlas caer, como el Gimnasio del Estado. No se trata de lucir, sino de mejorar nuestro entorno. Al respecto, nos unimos al deseo de que ojalá el presidente considerara la necesidad de entrarle a las obras sin concluir en el estado, como la presa pilares y el Home-Port para atraer cruceros y promover el turismo que, dicho sea de paso, es una fuente importante de ingresos para el estado.

 

Ineludible hablar la frustración por los excesos del gobierno pasado y la necesidad de reformas para resolver sobre los actos de corrupción y el enriquecimiento ilícito de los funcionarios, pero en forma más acotada y sin discrecionalidades al respecto.

 

Afirma no asustarse ante la pluralidad imperante porque creció y ha trabajado en ella. Lo preocupante es saber que la cobija presupuestal no alcanza para todo y que la curva de aprendizaje en el ejercicio de gobierno es grande, aunque reconoce que hay algunas Secretarías, como Gobernación y Agricultura y Ganadería que están muy atentas y conocen de los grandes temas nacionales.

 

Desearía que las decisiones federales tuvieran mejores contrapesos, sobre todo un equilibrio de poderes que, hasta el momento parece no hay. De allí la gran responsabilidad de ser una oposición responsable para que el sistema político haga lo correcto para el bienestar ciudadano.

 

La gober afirma que lleva 78 compromisos cumplido de los 100 que hizo al inicio de su administración, eso sin considerar los adicionales que ha realizado sobre la marcha. Todavía le quedan dos años y cachito por delante. ¿Podrá cumplirlos?  Crucemos changuitos para que así sea.

 

 

Conmemoro y festejo

 

Aclaro que yo sí festejo el 8 de marzo, porque es aniversario del natalicio de mi madre, que en paz descanse. Festejo su vida y lo que su presencia, ejemplo y palabras influyeron en lo que hoy soy.  Y aunque mi madre vivió en una época difícil para su condición de mujer, pese a las adversidades económicas y familiares supo sacar adelante a su familia. Así que celebro también que su natalicio coincida con la conmemoración del día internacional de la mujer.

 

Coincido con la mayoría en que no es día para felicitarnos, para faltar al trabajo y esperar festejos y loas por ello. Es un día para tener presente la lucha de miles de mujeres que todavía batallan para que se respeten sus derechos humanos y se reconozca que su condición femenina no afecta su desempeño profesional y, por ende, debe recibir el crédito que sus capacidades ameritan.

 

El mundo ha ido cambiando paulatinamente, pero este Mexico querido de profundas desigualdades e injusticias sociales sigue siendo todavía tierra fértil para que persista el machismo en alguna de sus múltiples manifestaciones.

 

No extrañe entonces que todavía las mujeres tengan que salir a marchar por las calles y a exigir sus derechos. Tampoco nos asustemos con las modificaciones propuestas a las leyes que nos rigen y que no contemplan, en muchos de los casos, ni la igualdad de género ni el respeto a los derechos básicos de la mujer, mucho menos los que tienen que ver con sus decisiones y elecciones sobre su cuerpo y su forma de vivir.

 

Tiempos de cambios profundos en los roles tradicionales de lo que es femenino y masculino,  por lo que se empieza a gestar una serie de propuestas legislativas que tienen que ver con el derecho de decidir sobre temas tan controversiales como el aborto, el matrimonio igualitario y adopción por parte de los mismos,, que son tabú todavía en una sociedad tan conservadora como la nuestra.

 

Hace casi 11 años, el Congreso de Sonora se manifestó en defensa de la vida y  de los derechos del neonato, entre ellas, la hoy gobernadora Claudia Pavlovich, quien sigue manifestando ser profundamente Pro-vida aunque, independientemente de ello,  admite que aunque para la Ley lo prioritario es atender y proteger los derechos de los niños , no está de acuerdo en criminalizar ni penalizar a la mujer por decisiones que ésta halla tomado bajo circunstancias que habría que analizar y definir.

 

Y en este contexto de mejorar las condiciones de vida de las mujeres, ojalá y el presidente considerara también la desaparición de los apoyos a las estancias infantiles -tan necesarias para aquellas mujeres que deben salir a ganarse el sustento familiar- y se decidiera a hacer otra excepción a sus declaraciones, como la que hizo al confirmar que los programas de refugios para mujeres maltratadas, operados por organizaciones de la sociedad civil,  seguirán funcionando en el país , para lo cual recibirán un subsidio anual de 300 millones de pesos pero estarán bajo la vigilancia de la Secretaría de Gobernación y el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia.

 

Que se vigile lo que se tenga dudas sobre la correcta aplicación de los recursos, pero que no se afecte a esos sectores poblacionales que dependen de esos apoyos gubernamentales para medio salir adelante en su cotidiano vivir.


 

Por ello, la gobernadora mandó un mensaje sobre el orgullo que siente por todas las mujeres sonorenses y les pide que “no se dejen que les pongan techos de cristal,  que los rompan y que sigan trabajando para alcanzar sus metas”. Un pensamiento que, sin duda alguna, ha tratado de seguir como máxima en su vid, pero lamentablemente, muchas mujeres sufren todavía de una violencia física y psicológica que les imposibilita ver el cielo y que hay un futuro mejor si tan solo pudieran romper las cadenas que las sujetan. Porque hay que reconocer que no siempre hay una mano amiga cercana que les ofrezca la ayuda necesaria. 

 

azaleal@prodigy.net.mx

@Lourdesazalea



Más información en esta sección ..

Opiniones