• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 24 No. 724    

De aceleres y celebraciones...

Azalea Lizárraga / azaleal@prodigy.net.mx




Nota publicada: 2018-10-11

Incontables borregos se han soltado respecto a personajes que asumirán puestos clave ante el inminente cambio de poderes en la Federación; y en el ámbito estatal, por las renuncias forzosas o forzadas, vaya usted a saber, enroques, compromisos con los que se quedaron sin chamba, o simplemente por el desgaste natural en el ejercicio del poder.

A veces solo son los grillos de café amanecidos que dejan volar su imaginación; ociosos u oficiosos que gustan de acalambrar a los que están prendidos con alfileres y sienten que la suerte se les acaba. Puro sufrimiento…

Pero también hay otros que no acato a definir si solo son acelerados o porque saben del arduo trabajo que implica construir una candidatura que apele al sentir del ciudadano de a pie, ese que ahora sabe que su voto sí cuenta y se arriesga a exigir con ello un cambio al status quo.  

Por rubros del otrora invencible PRI, que ciertamente no pasa por sus mejores momentos, ya hay cuando menos dos personajes que buscan suceder a la actual gobernadora Claudia Pavlovich, llegando incluso a afirmar que si no es con las siglas del tricolor, de seguro habrán de hacerlo bajo otros colores partidistas, al fin y al cabo que por partidos no paramos en el estado.

Dos cartas fuertes del sector empresarial, el hermosillense Ernesto El Borrego Gándara y el cajemense Ricardo Bours Castelo, serios suspirantes que comparten frustraciones en este rubro, porque o los sientan o les exigen disciplina, pero que si esta vez se atreven a lanzarse sin el respaldo unificado de la militancia y la dirigencia del partido -que ya no tiene dueño a nivel nacional- podría derivar en una ruptura interna del tricolor, cuando menos entre los del norte y los del sur, habida cuenta que, de entrada, ambos personajes aseguran que no aceptarán imposiciones ni declinarán de sus aspiraciones.

Quien hasta ahora no tiene sombra ni quién le pise los talones en esta carrera olímpica en que se convertirá buscar la gobernatura de Sonora, es la hoy diputa federal  y Comisionada nacional del Partido del Trabajo en el estado y, si el diablo no mete la cola, futura titular de la Conade, la nogalense Ana Gabriela Guevara Espinoza.

La velocista de la tierra de las bellotas, ha dicho reiteradamente que su carta de presentación y aval es su anterior desempeño y los resultados que obtendrá en la tarea de impulsar el deporte a nivel nacional, magna responsabilidad que le apasiona y que le brinda la oportunidad de poder convertirse en la segunda mujer que gobierne Sonora.

Curioso que conspicuos priistas consideren que Ana Gabriela será la rival a vencer en la próxima contienda electoral, así que no la tienen nada fácil ni El Borrego,  a quien ya se la ha  escapado de las manos la estafeta en 2 ocasiones “haiga sido como haiga sido”; como tampoco es música para los oídos del influyente cajemense del clan de los Bours.

Aunque ya nada es seguro en la política -a la luz  del comportamiento electoral pasado- y  dependiendo de que los morenos logren sacar la chamba a favor del ciudadano, de todas formas la gacela sonorense se percibe puntera naturalita en esta carrera. ¡Qué cosas!


No especulemos con otros perfiles que, sin lugar a dudas, ya trabajan silenciosamente en pos de lo mismo, porque el avispero apenas se empieza a alborotar y ya las redes sociales -troles o no- dan cuenta de ello con epítetos y expresiones que nos hacen pensar que la del 20121 será una contienda que dará mucho de qué hablar y no necesariamente en forma propositiva.

Francamente no alcanzo a comprender para qué tanto acelere de algunos pretensos a la oficina más refrigerada de palacio de gobierno.  La observancia de años me ha enseñado que adelantarse a los tiempos solo sirve para que afinen la puntería los contras y empiecen a escarbar en la búsqueda de pecadillos o dislates que puedan ser utilizados en su momento.  Pocos sobreviven un escrutinio de esta naturaleza.

Ahora que sí son aves de plumaje limpio que aguanta cañonazos y zancadillas, tampoco se escapan del desgaste que por más de 2 años habrán de sufrir y que resulta en un hartazgo ciudadano y/o decepciones por traiciones y deslealtades que siempre están presentes.  Parte de la naturaleza humana.


Magna celebración
Este viernes en puerta, la Universidad de Sonora estará celebrando su 76 Aniversario con un despliegue de eventos académicos, artísticos y culturales que serán el deleite de los diversos públicos que elijan aprovechar al máximo las actividades que los universitarios han preparado para compartir con la comunidad. 

No hay mejor pretexto para presumir el orgullo de ser parte de la grandeza de nuestra Alma Mater y constatar que sigue creciendo, fortaleciéndose y ampliando su visión para aportar lo que el entorno exige de los jóvenes profesionales hoy en día.
Las tradicionales mañanitas, los fuegos artificiales y la algarabía de quienes año con año acudimos al edificio principal, icónico edificio que nos hace recordar nuestros mejores años como jóvenes estudiantes, es el espacio ideal para compartir y encontrarnos con antiguos compañeros, amigos y hasta adversarios del pasado, pero que al correr de los años se convirtieron tan solo en una anécdota para recordar nuestra ingenuidad o malicia de jóvenes impetuosos que soñábamos con construirnos un mundo mejor.
Sea usted o no parte de la historia de la Máxima casa de estudios, alégrese de que los jóvenes sonorenses tienen en su estado a una de las 15 mejores opciones educativas del país y entre las 22 mejores de Latinoamérica. Y allí están sus egresados para probarlo.  ¿Que más se le puede pedir?

Que todavía se encuentra uno que otro prietito en el arroz, no es para asustarse, sucede hasta en las mejores familias….



Más información en esta sección ..

Opiniones