• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 24 No. 724    

Medicamentos caducados

Dr. César Alvarez Pacheco / cesar_ap@hotmail.com




Nota publicada: 2018-10-09

Un medicamento es toda sustancia medicinal, o mezcla de sustancias de origen natural o sintético, que presente algún efecto terapéutico, preventivo o rehabilitatorio en el organismo, que se prescriba en alguna forma farmacéutica y se identifique como tal por su actividad farmacológica, características físicas, químicas y biológicas. Que si es natural o sintético, lo cierto es que lo importante es la dosis terapéutica, cosa que aún en lo “natural” no se regula. Y ¿qué sucede cuando caducan?

Los medicamentos tienen un tiempo de estabilidad que es determinado previamente durante las etapas de su desarrollo con base en la NOM-073-SSA1-1993 de Estabilidad de Medicamentos y son garantizados mediante el control de calidad requerido en los establecimientos donde estos se elaboran. 

Usualmente escuchamos mitos como: “no te va hacer efecto”; “tiene todavía tres meses de acción terapéutica”; “Te causará reacción contraria”; etc. Lo cierto es que cuando esta fecha se alcanza pueden ocurrir algunas de las siguientes situaciones: degradación química del fármaco; formación de productos tóxicos durante el proceso de degradación y cambios en su apariencia física (color, textura). Los medicamentos que alcanzan este tiempo estimado se conocen como medicamentos caducos. 

Los medicamentos caducos en la actualidad representan una parte importante de los residuos que diariamente se desechan; los cuales, pueden provenir de la industria, hospitales, farmacias y de nuestros propios hogares, ya que las presentaciones en el mercado por lo general no se ajustan al régimen terapéutico que el paciente requiere. 

Existen datos que al menos tres millones de cajas de medicamento caducan al año, resultando esto en un serio problema en México. En la comercialización de medicamentos, tradicionalmente los fabricantes intercambiaban el producto caducado por uno nuevo; sin embargo, en la actualidad este procedimiento se realiza de manera discrecional. Las farmacias pequeñas son las más perjudicadas debido, principalmente, a que no compran grandes volúmenes de medicamentos; sin embargo, han ido acumulando mercancía con la fecha de caducidad posterior a la impresa. 

Actualmente la normativa no se cumple ya que el medicamento caduco  no utilizado es considerado un desecho, siendo dispuesto de una manera inadecuada en el bote de la basura, terrenos baldíos o en el drenaje, ocasionando problemas de salud y por supuesto, ecológicos. 

Existen estudios que demuestran que en algunos países, donde la disposición de la basura se realiza a cielo abierto, está sujeta a que el medicamento se recupere y pueda ser vendido, sobretodo si es controlado (narcótico y psicotrópico) que por cierto en Huatabampo, ya se han registrado algunos casos similares. 

No obstante lo anterior, se han implementado programas encaminados a recolectar medicamentos caducos, o sus excedentes no deseados, para beneficiar tanto al cuidado del medio ambiente como la calidad de vida de la comunidad, ya que los medicamentos son considerados residuos peligrosos que se deben manejar de manera adecuada y con todas las precauciones necesarias, con la finalidad de evitar riesgos sanitarios y ecológicos.

¿Usted ha escuchado de alguna legislación al respecto en Sonora? He aquí un área de oportunidad. Cabe señalar que no es conveniente reutilizar o reciclar estos residuos sin la pertinente evaluación, ya que la relación riesgo-beneficio puede ser grande; por lo que es recomendable someterlos a un tratamiento y una disposición final adecuada, en un confinamiento controlado.

Abordar el aspecto de disposición de medicamentos caducos constituye un reto para la farmacia comunitaria y la industria farmacéutica a nivel mundial; sin embargo, en México, ya se han desarrollado estrategias encaminadas a resolver esta problemática, como lo fue la entrada en vigor de la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos (2003), la cual establece en su Artículo 31 que estarán sujetos a un plan de manejo (instrumento cuyo objetivo es minimizar la generación y maximizar la valorización de residuos sólidos urbanos, residuos de manejo especial y residuos peligrosos específicos) de los residuos peligrosos y los productos usados, caducos, retirados del comercio o que se desechen y que estén clasificados como tales en la Norma Oficial correspondiente, del cual se cita un listado de 15 grupos de residuos peligrosos; entre ellos, los fármacos. 

De acuerdo a lo anterior se sugiere que la dispensación de medicamentos se realice por el método de dosis unitarias de tal manera que el paciente obtenga la cantidad de unidades farmacéuticas necesarias para completar su tratamiento, sin excedentes que puedan conducir a iatrogenias, así como daño al medio ambiente, es decir, como sucede en Estados Unidos.  ¿Funcionaría? Yo diría que sí.



Más información en esta sección ..

Opiniones