• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 24 No. 724    

El liderazgo de Claudia

Francisco Rodríguez / franciscorodriguezrodriguez@hotmail.com




Nota publicada: 2018-10-08

Kiosco Mayor

De Francisco Rodríguez

 

Lunes 8 de octubre de 2018

 

 

El liderazgo de Claudia

 

*Salen Fiscal y titular de Seguridad Pública

*Requisa de camiones urbanos en Hermosillo

* Populismo, falsedad y cinismo de los "nuevos"

 

 

Queda claro: a la Gobernadora Claudia Pavlovich no le temblará la mano para poner orden en el estado. Todo indica que ha iniciado un replanteamiento para conducir el ejercicio de su gobierno en la segunda mitad del sexenio.

 

La aceptación de la renuncia del titular de seguridad pública es una muestra de ello. Y digo aceptación porque es la manera formal de cómo se dan las cosas, pero me atrevo a decir que la decisión de removerlo del cargo es precisamente de la Jefa del Ejecutivo, no obstante, hay que señalarlo, el esfuerzo y voluntad mostrada por Adolfo García Morales para combatir y prevenir la delincuencia, es de reconocerse al igual que el  Fiscal General Rodolfo Montes de Oca, quien también renunció al cargo. Ambas áreas son fundamentales para el combate a la delincuencia organizada que al parecer se ha desatado en los últimos días.

 

Y por otro lado, la requisa de camiones urbanos de Hermosillo haciéndose ahora el Estado responsable de prestar el servicio en tanto se define la mejor opción para otorgarlo de la manera más eficiente para los miles de usuarios que día a día utilizan esas unidades para el traslado al trabajo y labores educativas. En pocas palabras,  no más chantajes al Estado ni a los usuarios del transporte público.

 

La Mandataria  exhibe un liderazgo indiscutible y demuestra que es ella, solo ella, quien manda en el gobierno estatal. Y también la única responsable de las buenas o malas decisiones que se tomen en la administración gubernamental.

 

Al menos hasta anoche, no había anuncios oficiales respecto a quienes cubrirán los cargos vacantes tanto en Seguridad Pública como en la Fiscalía. Son designaciones muy complicadas y la segunda de ellas (Fiscalía) tendrá que ser aprobada por el Congreso del Estado.

 

Me parece, y no hay que verlo como intromisión a la autonomía del Estado, que ambas designaciones deben ser al menos comentadas con las próximas autoridades federales, particularmente con quien será el Secretario de Seguridad Pública, a fin de asegurar el trabajo coordinado con la Federación. La ventaja es que esa dependencia federal, Seguridad Pública, será dirigida por un sonorense, Alfonso Durazo, lo que permitirá una mejor coordinación y desde luego existe en él un interés muy especial por apoyar a su entidad.

 

Por lo pronto la Gobernadora hace un llamada a que se agilice el proceso de designación de quienes habrán de tomar el mando en dos áreas tan importantes para la seguridad de los sonorenses.

 

POPULISMO, FALSEDAD Y CINISMO

 

Quizá más que el populismo y la ineficacia administrativa, es la soberbia y el cinismo lo que más lastima a la sociedad, al menos a la mayoría, y si a esto le agrega la frivolidad con la que se conducen algunos políticos y gobernantes, pues hacen un coctel explosivo que provoca gran desdén, y en ocasiones hasta odio, de parte de la ciudadanía hacía esa clase elitista que rápidamente se marea, y algunos en excesos, apenas asumen el poder, incluso sin tenerlo aun pero sabedores que ya lo poseen y solo falta oficializarlo.

 

Es cierto que la soberbia es un común denominador de quienes ejercer el poder, sea político, gubernamental, económico, social o deportivo, pero se suponen que la clase política gobernante es más sensible a sostener una imagen pública aceptable y por tanto se esfuerza en guardar las formas para no provocar enojo en la sociedad. El verdadero político lo entiende.

 

El comentario viene a cuento por el escándalo originado con la boda de César Yáñez, cercanísimo colaborador de Andrés Manuel López Obrador, la cual además de faustosa y costosa, tuvo una difusión propia de las más altas clases sociales y económicas del país, con divulgación entre los principales medios de comunicación del país, incluyendo la revista preferida de la elite social ¡Hola!, que dedicó la portada a la pareja desposada y al Presidente electo y su esposa, el mismo que desdeñó la casa presidencial de "Los Pinos" porque dice solo necesita de un catre para dormir y lo piensa instalar en Palacio Nacional, el cual será su morada a partir del 1 de diciembre.

 

Su postura contradice con su aparición en la portada de ¡Hola!, la misma donde se publicó un reportaje de la familia presidencia actual (Peña Nieto) y fue severamente señalada por ese grupo que ahora hace lo mismo.

 

El escándalo ha trascendido más allá de las fronteras de México con comentarios negativos por la frivolidad y derroche de quienes comienzan hacer lo mismo que durante tantos años criticaron y que en parte eso les valió el apoyo popular que se convirtió en votos el pasado 1 de julio.

 

Dirán, los defensores, que es un evento privado y fue con dinero privado, y es cierto, pero también lo es que es un acto incongruente, pues presumen austeridad y promueven llevar una vida republicana al estilo Benito Juárez, pero esas son palabras, porque los hechos exhiben otra conducta.

 

Es privado sí, pero es incongruente con alguien que tienen años y años criticando a quienes en su momento hicieron algo similar. Fue una boda que costó mucho dinero, algunos dicen que más de 10 millones de pesos, otros estiman mucho más, y no corresponde a alguien que tiene un sueldo de 37 mil pesos mensuales. Claro, sus amigos (que ahora debe tener muchos) pudieron haber hecho coperacha y pagar el evento ¿será?

 

López Obrador  dice que es un asunto privado y quien se casó fu su amigo no él. Y tiene razón, pero su sola presencia avala el hecho.




Más información en esta sección ..

Opiniones