• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 24 No. 724    

¿Por qué los hombres se niegan a tomar el permiso de paternidad?

Excelsior /




Nota publicada: 2018-10-08

Cada vez más patrones están encontrando maneras de satisfacer las necesidades de los padres que trabajan, ofreciéndoles permiso por cuestiones familiares, horarios flexibles y opciones asequibles de guarderías. Sin embargo, los padres siguen mostrándose renuentes a aprovechar del todo este apoyo.


En nuestra investigación sobre políticas de permiso por cuestiones familiares y cultura de la crianza en Escocia, repetidamente escuchamos que a los padres les preocupaba y avergonzaba usar el permiso ofrecido y los derechos de trabajo flexible.


APOYO A LOS PADRES EN EL LUGAR DE TRABAJO

Muchos de los padres en nuestro estudio querían ejercer una paternidad activa con sus hijos, pero sentían que solo podían hacerlo cuando sus colegas apoyaban su decisión. Así, a los padres les preocupan las consecuencias que podría tener sobre sus oportunidades profesionales, el ir en contra de la norma en su lugar de trabajo.


Muchos padres también nos dijeron que les preocupa que aceptar el permiso por paternidad se convierta en una importante carga financiera.



Los padres que sentían que sus patrones los apoyaban —con horarios de trabajo flexibles, apoyo financiero y social durante el permiso por cuestiones familiares, y otros permisos—, eran más proclives a comprometerse con su trabajo y permanecer en él durante más tiempo del que habrían estado bajo otras circunstancias.


Los padres que entrevistamos dijeron que esos beneficios por paternidad conformaban un incentivo más poderoso para quedarse en la empresa que los aumentos de salario. Sin embargo, esos beneficios positivos se pierden cuando los padres no aceptan el permiso que el patrón les ofrece.


QUÉ PUEDE HACERSE

La cultura en el lugar de trabajo debe ser tal, que los padres sientan que pueden usar sus beneficios sin dañar sus futuros profesionales. Varias políticas pueden ayudar con esto, como la de asegurarse de que los padres cuenten con ayuda para atender todas sus responsabilidades laborales y de que los supervisores directos apoyen los esfuerzos del padre.


Estos necesitan tiempo para ir a las consultas de pediatría y para atender a sus dependientes en caso de emergencia o enfermedad, así como el derecho de solicitar un horario de trabajo flexible.



Los empleadores que no ofrecen permisos pagados por cuestiones familiares, quizá decidieron no hacerlo porque les preocupa que pueda ser muy costoso.


Nuestras investigaciones sugieren que los costos pueden equilibrarse por el impulso al compromiso y la retención del personal. Además de atraer y retener a padres talentosos, también pueden crear oportunidades para las madres.



*Autora: Alison Koslowski es profesora en la Universidad de Edimburgo.


Jbf



Más información en esta sección ..

Opiniones