• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 20 No. 690    

Acciones que dejan huella…

Azalea Lizárraga / azaleal@prodigy.net.mx




Nota publicada: 2017-03-27




Parecería cosa menor, un curso más de capacitación para el trabajo, de los cientos que se imparten a lo largo y ancho del estado. Somos, eso sí, un estado que invierte mucho tiempo y dinero en capacitación, sobre todo para el auto empleo; y considerado los bajos índices de escolaridad de la población, es no solo necesario sino también meritorio.
Pero leer sobre la primera generación de jóvenes con los conocimientos necesarios para el cuidado y la atención de adultos mayores; o de los cursos que se imparten para la atención de personas con discapacidad, o de cuidados paliativos y orientación familiar y escolar para personas con algún tipo de discapacidad, es como brisa de aire fresco en la mitad del verano.
Coincidimos con lo expresado por la directora general del Instituto de Capacitación para el Trabajo del Estado de Sonora (Icatson), Lupita Olvera Tapia, en el sentido de que las nuevas generaciones van a tener en sus manos “las herramientas que les van a permitir seguramente encontrar una ruta distinta en sus vidas, ayudar a mucha gente pero al mismo tiempo tener para sí mismos y para sus familias una forma de trabajo digna, una forma de mejorar la calidad de vida”.  Y eso ya es mucho pedir en estos tiempos.
Nos enteramos que son cursos que Icatson imparte en colaboración con la Secretaría de Salud, y que los ciudadanos esperamos los hagan extensivos al personal activo de las diversas dependencias para que, cuando menos, haya una atención digna y respetuosa para con estos sectores vulnerables de la población. Y lo mejor, Sonora es el único estado que cuenta con estas especialidades.
Una encomienda de la gobernadora Claudia Pavlovich y que, por lo visto, puede “llegar a prender” y mejorar los servicios del sector salud para que verdaderamente impacto en estos importantes sectores de la población.
Porque no sé usted, pero el trato que reciben los adultos mayores en las dependencias de salud pública deja mucho que desear, sobre todo a la hora de surtir sus medicamentos, lo que genera una odisea que ni por asomo les resuelve su problemática. Sabemos que hay problemas presupuestales, pero son poblaciones que ya trabajaron toda su vida, aportaron lo conducente y deberían recibir, cuando menos, una atención amable y diligente al acudir a los centros de salud.  
En ocasiones me da hasta taquicardia nomás de escuchar a ciertos empleados de farmacias como el ISSSTESON, donde casi les tiran con la receta en la cara y con algo semejante a un ladrido que sale de sus bocas les indican que no hay, no saben para cuándo y, si bien les va, les dan un número para que hablen “a ver si ya llegó el medicamento”. Claro está que solo responde una grabación que, curiosamente cuando uno llega a la extensión de la farmacia, como por arte de magia se corta la conexión.
Lo peor es cuando los envían a buscar el medicamento a otras farmacias localizadas geográficamente en el municipio. Imagine usted a estos adultos mayores que frecuentemente viajan en camión o de raite. El color se les va de la cara, y con un dejo de tristeza, solo acatan a responder que mejor vuelven otro día porque no tienen forma de entrar a ese viacrucis que significa andar de botica en botica para que les nieguen su existencia porque, por lo general, si son recetas subrogadas el crédito está suspendido. Crisis familiar si, además, proceden de familias de bajos ingresos económicos. Ecos de la megaregión Sonora-Arizona
Ya sabe usted que, por iniciativa de los gobernadores Claudia Pavlovich y Doug Ducey, se trabajó para crear y fortalecer una alianza histórica, la Mega-Región Sonora-Arizona, concebida como un ecosistema de alta competitividad en el que se potenciarán las ventajas competitivas que ambos estados pueden ofrecer en conjunto.
La primera gran inversión fue de 700 millones de dólares para instalar una planta de manufactura de autos electrónicos en el vecino estado.
Con la megaregión se piensa fortalecer el mercado interno al apoyar el desarrollo de empresas instaladas en Sonora que actuarían como proveedores de empresas allende la frontera,  así como desarrollar procesos y estrategias que les permitan, en el corto y mediano plazo, expandir sus negocios y responder con mayor fuerza a los requerimientos de mercados internacionales, tal y como la planta Ford lo hace actualmente.
No extraña entonces las reuniones subsecuentes que tanto el Secretario de Economía, Jorge Vidal, como el de Gobierno, Miguel Pompa Corella, han realizado para reunirse con integrantes de las Cámaras de Comercio de diversos condados de Arizona.
Una sinergia entre estados vecinos con el que compartimos cultura y orígenes. Como bien lo dijo Pompa Corella: “a pesar del ruido que se está haciendo con la política migratoria, la tarea es construir puentes y no permitir que ningún muro nos divida”, lo que genera confianza entre empresarios de la zona para continuar trabajando en el intercambio de productos y fortalecer un sistema de retribución mutua que sea ejemplo a nivel nacional.
Pero no solo son relaciones comerciales las que están gestando en la megaregión, sino también intercambio de experiencias entre legisladores de ambos estados que habrán de enriquecer su labor legislativa en beneficio de los ciudadanos que representan, cuando menos eso esperamos los que pagamos sus nada raquíticos sueldos. 
Lo ideal sería que no fueran solo diputados del grupo parlamentario del PAN los que estén buscando mejorar la relación bilateral en temáticas estratégicas como turismo, educación y cultura, en reunión próxima a realizarse en Phoenix. Estaremos atentos a lo que digan los legisladores de las demás fracciones parlamentarias, porque de no ser una reunión plural, creo que no enviaríamos el mensaje adecuado de estar trabajando todos al parejo por el desarrollo y grandeza del estado.  ¿No lo cree usted así? azaleal@prodigy.net.mx@Lourdesazalea

Más información en esta sección ..

Opiniones