• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 20 No. 690    

Época de cambios y definiciones

Azalea Lizárraga / azaleal@prodigy.net.mx




Nota publicada: 2017-03-02




p.p1 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; text-align: center; line-height: 14.0px; font: 19.2px Arial; color: #222222; min-height: 22.0px} p.p2 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; font: 12.0px Helvetica; color: #424242} p.p3 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; font: 12.0px Helvetica; color: #424242; min-height: 14.0px} p.p4 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; text-align: justify; font: 12.0px Helvetica; color: #424242} p.p5 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; text-align: justify; font: 12.0px Helvetica; color: #424242; min-height: 14.0px} p.p6 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; text-align: justify; font: 12.0px Helvetica} p.p7 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; text-align: justify; font: 12.0px Helvetica; min-height: 14.0px} p.p8 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; font: 12.0px Helvetica; min-height: 14.0px} p.p9 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; font: 12.0px Helvetica; color: #0433ff} p.p10 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; font: 12.0px Helvetica} span.s1 {font-kerning: none} span.s2 {color: #424242} span.s3 {color: #000000} span.s4 {text-decoration: underline}



A los sonorenses nos debería de causar cierto grado de satisfacción saber que cuando menos en las dos últimas encuestas de opinión que se han realizado para calificar a nuestros gobernantes, las encuestadoras más serias del país colocan a Claudia Pavlovich Arellano en un honroso segundo lugar (43 puntos), menos de un punto de diferencia con el primero; y entre los cinco únicos gobernadores que rebasan el 50% en el grado de aprobación por parte del respetable público.


Y vaya que no ha sido fácil lograr la aprobación ciudadana; nuestro estado no está pasando por sus mejores momentos y ha sido un trajinar diario lograr dejar la lona y recuperarse del nocaut financiero en el que se encuentran nuestras finanzas estatales.


Con deudas por todos lados, a los que hay que sumar la desconfianza ciudadana y de los inversionistas respecto del futuro de nuestro estado, ha sido necesario andar de la ceca a la meca convenciendo que la casa se está recuperando y que la tarea de limpieza y atención a lo prioritario a la que se dedicó el primer tramo de su administración y gestión, empieza a dar frutos.


No le ayudan tampoco los escenarios nacionales e internacionales. Con un presidente proclive a los derrapes en la toma de decisiones que afectan grandemente a la población; y con un mandatario en el país vecino que padece de algún tipo de delirio mental y fobia hacia nuestro país, la gobernadora ha tenido que remar contracorriente, ser más eficiente y eficaz para consolidar relaciones con nuestros vecinos del norte e impulsar la megaregión que puede ser detonante de la economía entre ambos vecinos.


Razones de peso que suponemos fueron consideradas para que la gobernadora fuera electa a la Presidencia de la Comisión de Asuntos Internacionales de la Conferencia Nacional de Gobernadores, CONAGO, y encabezar así los esfuerzos de los gobiernos locales y de la Secretaría de Relaciones Exteriores, que permitan “trabajar y defender a connacionales en Estados Unidos, y reforzar puentes de comunicación entre gobiernos locales de ambos países”.


Todos sabemos que no se trata solo de defender los derechos de los migrantes mexicanos, sino ir creando condiciones en nuestro país para que, ante las amenazas de una deportación masiva por parte del “innombrable”, existan buenos escenarios para su recepción en sus estados de origen, que no le sumen a la desesperación de haber dejado parte de su vida en tierras extranjeras y regresar humillados y con las manos en los bolsillos.


Las interrelaciones con estados cercanos, como Nuevo León, por ejemplo, también han ido a la alza, porque la gobernadora ha emprendido casi una cruzada de fe para destacar las fortalezas y atractivos de nuestro estado que logren convencer a los que debe, que somos una buena apuesta para la inversión nacional e internacional.


Al manejar datos en materia de desempeño económico que nos sitúan ya en un crecimiento del 7.5% y una generación de empleos de casi 23 mil en lo que va de su administración -de hecho, INEGI reporta que Sonora tiene hoy el menor índice de desempleo en los últimos nueve años, con solo 3.5%-, esto habla de experiencias exitosas en el ramo económico, algo en lo que mucho tienen que ver los oficios del Secretario de Economía, Jorge Vidal.  


Sin duda, Sonora es un estado que está consolidando su ámbito económico y mucho ayudan los esfuerzos que hacen oficinas como la Secretaría Técnica y la Contraloría, que dirigen con buena mano Natalia Rivera y Miguel Ángel Murillo, respectivamente, para transparentar el ejercicio de la obra pública y las acciones en materia de control y aplicación correcto y adecuado del gasto público. Dos personajes a los que no les tiembla la mano para cuidarle las espaldas y la imagen a la gober, pero de la mejor manera: cuidando que la corrupción no sea ya más el sello de la casa.


Afortunadamente, Sonora cuenta ya con comunidades más cuestionadoras y participativas que están pendiente de que sus servidores públicos no se aparten tan fácil e impunemente del camino correcto,  porque si lo hacen, serán señalados y expuestos al escrutinio ciudadano que es demoledor a la hora de emitir juicios y exige justicia inmediata, y que si ésta falla de momento, pues nomás es cuestión de esperar a que lleguen las siguientes pizcas electorales. 


Por lo pronto, bien hace la gobernadora de presumir ante los empresarios más influyentes del país que Sonora es el estado idóneo para invertir y lo respalda con el hecho de haber pasado del lugar número 29 en crecimiento económico al quinto lugar del país.


¿Qué ha cambiado? Dicen los que saben que es el clima laboral, la transparencia y confiabilidad de las instituciones, además de escenarios con mayor dinamismo económico en los últimos años y que todo parece indicar ya empiezan a dar frutos.  Veremos qué tan rápido se empieza a sentir en los bolsillos de la clase trabajadora.


Y como nada se mueve en este mundo si el pueblo no está educado para aspirar a mejores niveles de bienestar, resulta también reconfortante saber que, cuando menos, ya se dieron cuenta que si no invierten en este rubro, pues seguiremos estancados. 


Cierto es que Sonora requiere de jóvenes con perfiles profesionales que cumplan con las necesidades y nuevas realidades que el entorno socio-económico demanda. Pero para lograrlo, tienen que cambiar las prioridades de inversión educativa.  Por ejemplo, según el titular de Economía, en materia de innovación y tecnología andamos mal, ya que en el sexenio pasado se invirtieron solo tres millones de pesos, nada comparable con los 300 millones que invirtieron estados como Jalisco. Urgen cambios sustanciales.


¿Se puede lograr? Por supuesto. Sonora cuenta con 52 instituciones de educación superior (IES) y 112 planteles distribuidos estratégicamente en 18 municipios donde se atienden aproximadamente a 100 mil alumnos, el 11.8 por ciento del sector estudiantil.


Pero si las IES no son capaces de vincularse efectiva y eficazmente con los sectores clave para el desarrollo del estado, si éstas no pueden generar recurso humano capaz de ajustarse a los nuevos tiempos de crecimiento acelerado en todos los órdenes, estarán fallando en la encomienda social de educar para generar mejores condiciones de vida y bienestar social.


Lo reconfortante es ver que algunas vienen empujando fuerte. Ya veremos.


azaleal@folfo.uson.mx

@Lourdesazalea  

Más información en esta sección ..

Opiniones